now loading

Resistencia

julio 19, 2013

Cubrir una prueba de resistencia como las 24 Hores de Motociclisme es duro, pero cuando a la vez se es un poco friki (es innegable 😉 ), el esfuerzo tiene su recompensa. Y es que son muchas horas en el circuito si quieres «vivir» la prueba y conseguir un reportaje suficientemente variado, dormir poco y pasar muchísimo calor, que es con diferencia lo peor de cubrir una prueba en julio en la «olla» del Circuit. Pero a cambio, una carrera tan larga te permite probar cosas, experimentar con diferente luz, incluso hacer nocturnas, o buscar aquella toma «imposible» que sólo surge a base de probar y probar, algo que en un rallye por ejemplo ni te planteas porque directamente te quedas sin foto. Pero claro, tanto probar y probar, acabas las 24 Hores con cientos (muchos cientos) de fotos que después sólo para ordenar y trabajar las mejores necesitas el tiempo que no tienes. Pero, ¿y qué? Al final lo que recuerda tu cabeza es la combinación de fotos, gasolina, goma quemada y banda sonora a muchas revoluciones. ¿A que mola? (Ya avisé arriba que era un friki 😛 )

Aquí os dejo con una foto diferente del fin de semana, una imagen que me gusta especialmente. Se trata de Christophe Brillat, con una Kawasaki ZX10R del equipo TeamGPMoto – Probike. Si pulsáis aquí podéis ver una galería con un montón de fotos de la carrera.

Recta final Previous post Recta final
Vacaciones Next post Vacaciones