Recta final

Pues sí, parece que fue ayer cuando una línea rosa de más nos avisaba que Sílvia estaba en camino, con todo lo que ello conlleva. Y hoy a punto de salir de cuentas, tanto Cèlia como yo esperamos con muchas ganas que la peque salga a compartir con nosotros lo bueno y lo malo que tenga que venir.

Y para evitar aquello de “En casa de herrero…”, qué menos que inmortalizar esos últimos días de gestación. Ésta es de hace unos pocos días y ya veis que la mami está guapísima y el embarazo le ha sentado genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *