Carretera y manta

Todo llega, aunque la espera se ha hecho larguísima. Pero por fin llegó el momento que durante meses esperábamos: las vacaciones. A partir de mañana, el despertador no será para nada desagradable y la monotonía la dejaremos aparcada hasta la vuelta. Nos esperan más de 3000 km de ruta llenos de lugares y vivencias nuevas. Y espero que también alguna foto decente para mostraros a través de este fotolog.

Como incondicional de la carretera, y ante la rutilla que comienza mañana, no podía elegir otra cosa que una de esas postales que te vas encontrando por el asfalto de Norteamérica. Ésta en particular es del Grand Teton National Park, en Wyoming, Estados Unidos.

¡Hasta la vuelta!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *